fbpx
viernes, agosto 19, 2022
Opinión

Y después de la Catorce, volver a ser el Rey

65views

¿Qué debe hacer un club tras ganar su décimo cuarta Copa de Europa, para poder seguir avanzando? Ganar y ganar, eso es el Madrid.

La respuesta es complicada, pero es simple. Se llama Real Madrid. El club con más prestigio de la historia sabe que, a pesar de haber rozado el cielo la temporada anterior, tras ganar brillantemente la Champions y la Liga española, debe seguir adelante y volver a empezar una nueva temporada, e intentar de nuevo llegar a lo más alto.

El plan de ruta era Kylian Mbappé. Pero todos sabemos lo que ocurrió al final. Su renovación por el conjunto parisino, así como la no llegada tampoco de Haaland, han hecho que el Madrid tenga que reinventar su futuro inmediato, confiando en los que ya estaban más dos grandes llegadas, como son Touchameni y Rudiger.

Estas dos grandes incorporaciones, son muy a las claras, el ejemplo de como el equipo blanco afronta el mercado. Ir a por jugadores promesas, que aún no han despuntado completamente, antes de que fichen por los ingleses, o jugadores que acaban contrato y llegan con la carta de libertad.

El fichaje del francés ha costado 80 millones de euros, y es el recambio de un Carlos Casemiro, que ya necesita relevo, para una posición tan sacrificada. Y como en los casos de los recambios, de Modric y de Kroos, que son Valverde y Camavinga; el club ha acertado completamente. Tanto que el relevo generacional, que está produciéndose casi sin darse cuenta en el aficionado madridista. Cuando el croata o el alemán quieran colgar las botas, el aficionado del Santiago Bernabéu, estará ya más que familiarizado con sus sucesores. Excelente trabajo.

Y como se apuntó antes; la no llegada del crack de París ha supuesto un alivio para Rodrygo y Vinicius. Sobretodo para el primero. No se hubiera sido justo, si se lo hubiera sentado en el banquillo, porque había que hacer hueco a la nueva estrella, tras la sensacional temporada anterior.

En defensa, la llegada de Antonio Rudiger, hace que el equipo tenga una de las más sensacionales zagas de Europa. Tanto que si finalmente es Alaba, el que ocupa el carril izquierdo, que tantos años ha tenido Marcelo; el club se verá abocado a poner en el mercado a Mendy. No para traspasarle si o si, sino para escuchar ofertas y sopesar el mercado.

Para mi punto de vista; el actual campeón de Europa, tiene una debilidad que debería intentar solucionar, que es el de un relevo para Karim Benzema.

Con todos los puestos del equipo doblados y con una enorme calidad en todos ellos, la marcha de Jovic a la Fiorentina, y la incógnita eterna de Mariano, el Real Madrid debería encontrar un nueve que ayude al galo, a completar la próxima temporada.

Se ha hablado de Raúl De Tomas, el actual jugador del RCD Espanyol, como el ideal para esa labor, aunque es un jugador al que le gusta poco estar en el banquillo. También se ha hablado de Borja Mayoral, pero ocurre lo mismo y quiere jugar. Prefiere hacerlo en Getafe, a estar esperando una oportunidad en Chamartín.

El Real Madrid debe intentar solucionar ese déficit. Y también si pudiera encontrar un recambio de garantías para el lateral derecho. Carvajal no hace falta ser un pitoniso, se lesionará. Y Odriozola, que es muy probable regrese de su experiencia italiana, no terminó de convecer como titularísimo en su primera etapa en el equipo madridista.

Por lo general, teniendo en cuenta esas carencias, el Real Madrid tiene una plantilla de alta calidad. Las marchas de Isco, Marcelo y de Gareth Bale, no han sido aún reemplazadas. Y a estos hay que sumar, el caso de dos excelentes jugadores como son Dani Ceballos, que se ha visto convertido en un jugador suplente de los suplentes; y otro jugador que ha ido de un claro más a menos, que es Marcos Asensio.

El mallorquín comenzó su andadura en el Madrid siendo un jugador de una enorme potencia y con una bella factura de goles. Pero el paso de los años, le ha convertido en un jugador intermitente, y sin sitio, tras situarse titular Rodrygo, en su detrimento.

Ancelotti tiene una misión aún más complicada todavía. Muy complicada. Mantener el listón en donde se quedó la temporada pasada. Casi nada. Todo lo que no sea eso, parecerá una temporada de fracaso, porque en el Real Madrid no hay memoria. Y lo que se hizo en mayo, atrás quedó. Y solo vale demostrar una cosa; que se sigue siendo el Rey.

Carlos Navio Villalobos
Colaborador de Diario Deportivo CR, radicado en Madrid-España.