fbpx
martes, septiembre 27, 2022
Opinión

Supercopas sin interés

78views

El Real Madrid ha ganado la Supercopa de Europa al Eintrach de Frankfurt y se ha llevado el primer título oficial de la temporada.

Este partido que la UEFA lleva haciendo ya muchas décadas ha ido perdiendo incidencia en el calendario. Recuerdo que hace unos años este partido se disputaba en Mónaco, y significaba el arranque de la nueva temporada. Y sí, era bonito ver como se enfrentaban los ganadores de los dos títulos europeos.  Hoy día, ya no genera ningún tipo de interés y muchos aficionados ni sabían cuando se jugaba, ni siquiera ahora que es periodo de estar en la playa lo vieron.

Es dar la razón a Florentino Pérez, con su Superliga, lo que están haciendo UEFA y FIFA con tanto ‘trofeo’ absurdo. En vez de alcanzar cada vez más interés entre el aficionado ocurre al revés. Cada vez menos repercusión y como no, la palabra clave “aburrimiento”.

La idea de UEFA y de FIFA es clara, sacar el máximo beneficio de la gallina de los huevos de oro. Se han inventado los dos organismos Supercopas, que enfrentan ganadores de las más dispares competiciones. Y en vez de ser atrayentes, se convierten en intrascendentes.

Hay multitud de casos. Los amistosos de las selecciones nacionales se terminaron y oficialmente se creó la Liga de las Naciones. El campeón de la Eurocopa, Italia; y el campeón de la Copa América, Argentina; se enfrentaron en lo que se llama la Finalísima e incluso, la tradicional Copa Intercontinental de Clubes, que después pasó a llamarse el Mundial de Clubes; pasó de enfrentar al campeón europeo con el latinoamericano, con todos los ganadores de todas las federaciones continentales; Asia, África…

En España, la Federación Española de Fútbol, con mi ‘querido’ Rubiales de Presidente, también pensó cómo sacar más dinero e ideó la Supercopa de España de cuatro equipos en Arabia. Ya no juegan el campeón de la Liga y el segundo, lo lógico; sino estos dos más el tercero y el cuarto. El motivo: siempre tiene que existir la posibilidad de un Madrid- Barça, quien paga manda.

Todo es un disparate. Y cada vez el interés del mundo joven se pierde por el fútbol y por estos trofeos insustanciosos, y que genera beneficio únicamente para aquellos que los organizan. Allí en Suiza, en Londres o en Arabia, se pueden cerrar muchos acuerdos económicos para empresas propias.

La audiencia televisiva bajó enormemente de una década para acá en estos partidos de juntar campeones. Y si sigue esa tendencia, quizás sean las cadenas quienes acaben con este disparate al no pagar por comprar este producto.

Estamos ante la época de la cantidad y masificación de partidos, pocas fechas y en casi todos, ninguna calidad y menos interés. La Community Shield y la Supercopa de Europa, son dos ejemplos de que este sistema de multitud no gusta al público.

¿Tendré que darle la razón a Florentino?

Carlos Navio Villalobos
Colaborador de Diario Deportivo CR, radicado en Madrid-España.