fbpx
viernes, enero 27, 2023
Fútbol InternacionalOpinión

Un clásico para reivindicarse

85views

Real Madrid y Barcelona juegan el domingo un clásico que debe servir para que los dos conjuntos se reivindiquen, desde dos perspectivas muy diferentes.

Llega el clásico del domingo y casi no se ha podido hablar del partido. Debido a la resaca de la jornada de Champions, que se ha celebrado esta semana y donde el Barcelona ha puesto pie y medio en la eliminación del torneo. En cambio, el Real Madrid vive unos tiempos calmados, donde la clasificación para la siguiente ronda de la máxima competición europea, y las frecuentes victorias y el crédito de la temporada anterior, han hecho que los de Ancelotti vivan instaurados en la tranquilidad.

Este debe ser el clásico de la reivindicación. El Barça fichó muchísimo este verano, que nadie lo olvide. Y ahora tiene los jugadores que tiene. De nada sirve ahora hablar de traspasos o de fichajes, en el mes de octubre. Los fallos cometidos por dejar a las ‘vacas sagradas’ ( Piqué, Busquets, Alba) en el vestuario (advertido hasta la saciedad), el nombrar a Xavi, sucesor de Guardiola, sin haber demostrado nada, o intentar vender a todos los ‘nueves’ que había, y apostar todo a Lewandowski y a los regates de Dembélé, son hechos que han llevado al Barcelona al caos europeo y esperemos como influye en la economía del club.

Pero ahora mismo, el barcelonismo debe de hacer un frente común y estar unido. El presidente debe evitar hacer enfados públicos y arropar a Xavi y a los jugadores. El primer paso, es intentar dar una buena imagen en Madrid. El año pasado se goleó, y esta temporada el golpe en la mesa,  debe ser de nuevo en Chamartín.

Para el Real Madrid, el clásico llega en un momento en el que el club y la institución son modelo de cómo hacer bien las cosas. Florentino Pérez, guste o no, ha dirigido un modelo que no sólo por las Champions ganadas es reconocido a nivel mundial, sino también por tener saneadas las cuentas económicas y los salarios de los jugadores de la plantilla. El Real Madrid estuvo casi tres años sin fichar a nadie, pero eso le ha permitido hoy en día ser el club grande que todos conocemos, sin dolores de cabeza.

El domingo se enfrentan en el Bernabéu dos equipos que son dos transatlánticos mundiales. Si el Madrid gana, el Barça entrará en una crisis total. Si es el Barcelona quien se lleva la victoria, tampoco estará tranquilo, porque tocará pensar en el Bayern, y en las cuentas casi imposibles para la clasificación.

Otro clásico, pero en este caso no uno más. Este será apasionante. La estabilidad de la temporada, antes del Mundial depende de lo que ocurra.

Carlos Navio Villalobos
Colaborador de Diario Deportivo CR, radicado en Madrid-España.