fbpx
martes, enero 18, 2022
Fútbol InternacionalOpinión

Real Madrid 2022, entre el fichaje de Mbappé y la construcción de un nuevo equipo

84views

Si para el FC Barcelona este año puede ser uno de los más decisivos de su historia, para el Real Madrid tampoco parece ser que el año vaya a ser banal.

La llegada de Kylian Mbappé parece que se va a producir sí o sí. Es el galáctico que tanto necesita el Real Madrid para seguir estando en el top de clubes mundiales. Desde que se fue Cristiano Ronaldo, el madridismo ha quedado huérfano de un ídolo que sea el número uno y con el que se pague una entrada o un abono solo para poder verle. De esos cracks que se hechan el equipo a la espalda en días difíciles y además, lo hacen con magia y belleza. Mbappé es de ese tipo de jugadores. Florentino lo dirá en su momento, de ser presentado, tiene “ADN” para ser jugador madridista, encaja con el aura de estrella ganadora y la entidad lo necesita.

Si para el FC Barcelona este año puede ser uno de los más decisivos de su historia, para el Real Madrid tampoco parece ser que el año que acabamos de comenzar vaya a ser banal.

Particularmente veo más necesario a Kylian que a Halaand, el otro mega crack que hay en el mercado. Primero porque al genial Benzema todavía le quedan dos años de fútbol a buen rendimiento para ayudar al Real Madrid, y si contamos con Karim, más Vinicius y Mbappé, no veo hueco para el noruego.

Además tengo un miedo tremendo a que no se adapte al mundo de la Europa del sur. La buena vida, la buena noche y las mil tentaciones. Aparte de ser en Madrid, exigido al máximo, como figura sin poder esconderse nunca. La diferencia abismal del frío, de los maravillosos enterramientos y la falta de presión que tiene en el Dortmund, no la tendría en la capital española, al igual que pasaría si fuera a Barcelona.

Quien conozca el público de estos dos gigantescos clubes sabe lo que digo, desde el minuto 0 se te exige muchísimo cada segundo de cada partido y hay veces que no se es justo y no se le tiene el respeto suficiente que se merece un profesional.

Hubo hace años en Madrid, un jugador que parecía un buen relevo para Ruud Van Nistelrooy, se llamaba Klaas -Jan Huntelaar. Aunque Halaand  es mejor que el holandés, me recuerda en esa actitud de nórdico turista en el centro de Madrid, que por su confianza puede ser robado en cualquier momento.

Huntelaar no triunfó, no se adaptó nunca, ni al juego español ni a sus compañeros que había en el Real Madrid por entonces. Y si yo tuviera que elegir solo uno de los dos, elegiría a Mbappé. 

Aunque puestos a soñar. Un nuevo Santiago Bernabéu, más Mbappé, más Halaand, más Vinicius… Sería para que los demás clubes echaran el cierre. Veremos que ocurre pero creo que es a día de hoy, demasiada fantasía, porque no creo que si Kylian Mbappé se marche de París, el conjunto del Parque de los Príncipes se quede con los brazos cruzados. Me imagino que podrá existir una gran posibilidad de fichar a Halaand para demostrar al mundo entero que aunque no han podido retener a un grande, tienen a un relevo de una categoría igual o superior. El tiempo dirá donde acabarán unos y otros.

Pero mientras todo eso se desluce, el Real Madrid debe ver más allá e intentar renovar el equipo con una tremenda entrada de sangre joven. Casemiro, Modric y Kroos han dado al Real Madrid todo. Han jugado de Récord Guiness, han jugado partidos, partidos y partidos, sin relevo durante temporadas y temporadas. Y no hay relevos claros para ellos.

Valverde ha dado un paso atrás en su progresión; Camavinga es muy joven para darle completos galones. Isco desapareció hace tiempo por motivos que todos sabemos y todos callamos. Asensio de ser indiscutible balón de oro a ser un jugador que cuando quiere, a veces puede.  Y Hazard es enfadarse,  pensando en los 100 millones que gastó el Real Madrid aquel verano, habiendo fichado al mejor jugador de la Premier y no aparecer jamás. No se cuida y no le interesa ser profesional. Aunque peor, la verdad es Bale, que se ríe aún más del Real Madrid pues ni piensa en el fútbol, se limita a cobrar y esperar a chupar la sangre al club hasta que se acabe el contrato.

Con este panorama, el centro del campo es algo que el Madrid debe de intentar solucionar, dando aire a los titularísimos y sacando si se puede a jugadores que no aportan absolutamente nada. Gareth Bale, Isco y Marcelo son historia ya contada en el Real Madrid. Y en 2022 se irán porque sus contratos se acaban y ya no tienen nada que aportar.

Y para tocar todas las líneas del equipo, hay que hablar de la defensa. Esta temporada, el Real Madrid se basa en Militao y Alaba y que no les roce ni un mosquito para que no se lesionen.

Se fueron Varane y Sergio Ramos y da la sensación de que falta uno o dos jugadores más para ayudar en defensa. Mendy se ha convertido en titularísimo porque a Marcelo que ha sido un jugador maravilloso sustituyendo nada más y nada menos que a Roberto Carlos, se le han acabado las pilas. Nacho no es suficiente para tapar todos los huecos que se producen, aunque siempre está ahí cuando se le necesita.

El Real Madrid del 2022 deberá apuntar fichajes en la defensa, porque aunque en la competición doméstica si le puede alcanzar, fuera en la Champions es complicado llegar muy lejos con tan pocos efectivos defensivos.

Ancelotti y Florentino Pérez tienen por delante un año en el que la modernización no solo del Estadio, sino del equipo será clave. No se necesitan solo cracks, se necesitan jugadores que construyan una plantilla, porque el fútbol como bien sabemos es un deporte de equipo. Y eso es lo que deberá  seguir intentando formar el Real Madrid, un nuevo equipo.

Carlos Navio Villalobos
Colaborador de Diario Deportivo CR, radicado en Madrid-España.
P