fbpx
miércoles, febrero 24, 2021
FútbolFútbol Internacional

José Guillermo Ortiz falló en la tanda de penales y el Deportivo Independiente de Medellín se coronó campeón de la Copa BetPlay

59views

El delantero nacional ejecutó de buena manera, pero el arquero Andrés Mosquera tapó el remate a mano cambiada.

El Club Deportes Tolima del técnico Hernán Torres y del atacante nacional José Guillermo Ortiz, se devolvió a Ibagué con las manos vacías luego de disputar la Final de la Copa BetPlay ante el Independiente de Medellín.

El conjunto del Independiente de Medellín se impuso en la serie de penales 5-4, luego de haber empatado 1-1 en el tiempo regular.

El conjunto rojo que es dirigido por Hernán Darío “Bolillo” Gómez, se adelantó en el marcador al minuto 19’ luego del cobro de una falta por el sector izquierdo, el volante Matías Mier cobró con su educada pierna izquierda, ni defensores ni atacantes tocaron la pelota y la redonda se fue al fondo del marco del arquero Álvaro Montero.

Desde ese momento, el Tolima se adueñó de las acciones sobre la gramilla del Anastasio Girardot buscando el empate a como diera lugar pero toparon con las malas decisiones del árbitro Alexander Ospina.

La primera polémica del central del juego se dio al minuto 37’, hubo una clara mano dentro del área del defensor David Loaiza, el réferi Ospina consultó al VAR y determinó que no hubo intención.

Para la parte complementaria, los dirigidos por Hernán Torres jugaron aún mejor de lo que lo hicieron en los primeros 45 minutos, iniciando el segundo tiempo tuvieron 3 opciones muy claras a gol, que el portero Mosquera evitó con grandes lances.

La segunda polémica del árbitro Ospina se dio al minuto 88’, el Tolima empataba el juego pero el central señaló mano y el grito de gol se ahogó en todo Ibagué.

Pero dos minutos después llegó la justicia por intermedio del defensor Sergio Mosquera, el central aprovechó un rebote de Mosquera y emparejó las acciones al filo de los 90’ minutos.

Llegó la tanda de penales y desgraciadamente el falló estuvo en el pie derecho de José Guillermo Ortiz, el nacional disparó fuerte y alto, Mosquera adivinó la trayectoria de la pelota y le dio la ventaja al conjunto “poderoso”.

No hubo más fallos desde el manchón blanco y el Independiente de Medellín se coronó tricampeón de la Copa Colombia.

Gerardo Zeledón
No dudo que haya nacido con un balón de fútbol a la par. Eso siempre ha sido mi mayor pasión. Luego uní esa pasión con lo que quería ser en la vida y aquí estamos.