fbpx
sábado, diciembre 5, 2020
Opinión

“EL CORONAVIRUS”

265views

“Cuando veas las barbas de tu vecino pelar, pon las tuyas a remojar” (Adagio).

Juan Luis Hernández-Fuertes, Mano a Mano.

China, un desastre. Italia, en caos. España, tiritando y Costa Rica displicente. “Más vale tarde que nunca” es el refrán, que para “los ticos” aún no aplica. ¿Las autoridades a qué esperan? Después… ya será tarde.

El coronavirus (COVID 19) arrasa. Es una bola de nieve cuesta abajo. La población adulta, en mayor riesgo, con patologías crónicas, son las primeras víctimas, en la larga y cada día más numerosa lista de fallecidos.

La Bolsa, de las grandes ciudades, nunca ha tenido caídas tan estrepitosas. Ni “la crisis” del 2008 fue tan brusca. Las noticias que se ven en noticieros y medios de comunicación no son amarillistas. Nunca, en la historia, Italia cerró sus fronteras: nadie sale, ni entra, salvo casos de extrema necesidad. Desde el europeo “país de la bota”, llegan imágenes alarmantes. El índice de sintomáticos es multiplicador…

¡Nada detiene este virus! Y en otros países, del viejo continente, sucede lo mismo. Los aeropuertos están vacíos, las rutas aéreas despejadas y las estaciones de buses y trenes cerraron sus puertas. Todo tipo de concentraciones, eventos, espectáculos han sido suspendidos. Incluso las empresas han acudido al “Teletrabajo”, a suspender sus jornadas laborales, cerrar centros de trabajo, fabricas, empresas, instituciones gubernamentales, etc., sin que importe su actividad o tipo de negocio.

De los primeros en acatar la normativa, fue “el Calcio”. Y además, toda competición deportiva en Italia está suspendida. Por su lado, la UEFA y federaciones responsables, han ordenado jugar los partidos “a puerta cerrada”.

Otros deportes, como basket, volley, atletismo, balonmano, natación, ciclismo, automovilismo, etc. han seguido el ejemplo. Y todavía más radicales han sido las suspensiones de espectáculos, festejos populares o actividades religiosas, por más quebranto económico que sufran o impopulares sean las medidas.

También recintos escolares, universidades, centros comerciales u otras empresas, han detenido sus actividades, una vez constatado que los lugares de concentración son los de mayor riesgo. Las autoridades médicas tienen como prioridad, prevenir o atacar cualquier síntoma, evitar la masificación y el contagio de una enfermedad (proveniente de China), todavía sin vacuna o cura conocida -según dicen-. En Asia o América las consecuencias están muy próximas, casi a la vista.

¡Pues bien, a pesar de ello, los dirigentes futboleros ticos se miran la bolsa! Pareciera que la plata, en las arcas de los clubes, es prioritaria. ¿Cuánto cuesta la vida de una persona?

¡Por cierto! Los Polideportivos Municipales, siguen con las puertas abiertas, de par en par, como si nada pasara… Decir que las Autoridades Municipales, que lo permiten, son, como poco, unos grandes ¡IRRESPONSABLES! Una de dos: O andan en otra cosa, o no están en nada.