fbpx
jueves, junio 30, 2022
Champions LeagueFútbolFútbol InternacionalOpinión

REAL MADRID- PSG, de la era galáctica a la era de los clubes Estado

245views

Hay que movilizar grandes sumas de dinero sea como sea. Si no hay estrellas que lo valgan, se les hace que parezca que lo valen.

Verano del 2000, el Real Madrid y más concretamente su nuevo presidente don Florentino Pérez  lo cambia todo, ficha a Luis Figo y comienza la era galáctica. Después llegarían Zidane, Ronaldo, Beckham… Hasta completar un equipo de ensueño que parecía ser, como se denominó, de otra galaxia.

Florentino se encontró un club en la bancarrota, que venía de ganar la octava, pero que desconocía lo que era una página web. Pérez lo cambió todo. Los derechos de imagen para explotarlos por todo el mundo fueron recuperados, así como la web oficial del club, la venta de camisetas de los jugadores en la tienda oficial, la construcción de cuatro torres en la antigua ciudad deportiva, puro ingenio de como conseguir dinero y dinero, de diferentes maneras, para poder competir al máximo nivel.

Después el FC Barcelona con la llegada de Laporta a la presidencia por primera vez, intentó imitar el proyecto, con la llegada de Ronaldinho. Y la era galáctica hispánica duró hasta que surgieron dos grandes colosos: Messi surgida de la cantera y Cristiano Ronaldo fichado por el Real Madrid del Manchester United.

Cristiano Ronaldo fue fichado en 2009. También llegaron Kaka, Benzema y Xavi Alonso… El total en el gasto fue 200 millones de Euros. Era el triunfal regreso de Florentino Pérez, eran años que aún el futbol español podía dar ese golpe en la mesa, tiempos en el que el aficionado español podía soñar con vestir con sus colores a cualquier astro del balompié.

Pero ese periodo de poder monetario se terminó, o mejor dicho, lo quisieron reconvertir hacia otros caminos. La FIFA que siempre habla de un Fair Play financiero, que solo cumplen los pobres y los que están con la lupa encima, empezó a amigarse y hacerse de la vista gorda ante la llegada de Jeques árabes, presidencias de países donde no se respetan los derechos humanos y de individuos, que no queda suficientemente claro cuál es la manera con que han llegado a ser multimillonarios.

No importa. Hay que movilizar grandes sumas de dinero sea como sea. Si no hay estrellas que lo valgan, se les hace que parezca que lo valen. Se ha pasado de un etapa galáctica, que ya era antipática para los equipos españoles con menor capacidad económica, a clubes que se pagan grandes fortunas por tener el respaldo del petróleo. Manchester City, Paris Saint Germain, Chelsea y ahora Newcastle, son ejemplos de equipos, con los que no se puede pelear en la lucha por conseguir un jugador ‘top’.

La eliminatoria de Champions entre el Real Madrid y el Paris Saint Germain, es una batalla entre lo que es la historia propia del fútbol, el campeón histórico de la liga de campeones y el mejor club del siglo XX; y un club que nunca ha sido un grande de verdad, pero que a base de invertir dinero intenta ganar una Champions que aún no ha conseguido, después de temporadas y temporadas.

El futuro del fútbol tiene que ser el del aburrimiento de los jeques, al invertir dinero en estos clubes y ver que siempre es lo mismo. La historia se impone al petróleo. Una Champions quizás de alguno, ligas y copas locales y salarios de futbolistas extra valorados.

El Bayern Munich es un ejemplo de club. Un 70% es de los socios y el resto es inversión de capital de empresas afines. El FC Barcelona estudia la posibilidad de imitar el modelo. Florentino, insiste en hacer una Super Liga…

El modelo galáctico pasó. El modelo de los clubes Estado pasará. Y el futuro se tendrá que reinventar hacia otros modelos de financiación, con otros métodos.

Lo que es seguro es que el fútbol seguirá, aunque valga una entrada 100 euros, algunos futbolistas no vivan como estrellas de Hollywood o que la posibilidad de conseguir la camiseta de tu ídolo no sea un sueño.

Carlos Navio Villalobos
Colaborador de Diario Deportivo CR, radicado en Madrid-España.