fbpx
sábado, septiembre 26, 2020
Opinión

“MORIR ANTES DE TIEMPO”

170views

“Ayúdame a morir, cuanto antes mejor…” (María José Carrasco)

Ángel Hernández recibía, cogiendo la mano de su esposa, este mensaje. Era una súplica, de ella, postrada e inmóvil en la cama, para detener tanto dolor: el propio y el causado a su esposo. Pero la eutanasia era un delito, por más que “ellos” la justificaran.

Ángel grabó un video, de acuerdo con María José. Sencillamente desgarrador. Y de inmediato lo hizo público, para que todo el mundo viera el sufrimiento y el abandono, por el que estaba pasando la pareja. Quería sacudir las conciencias de todo el país e impulsar a los gobernantes a tomar decisiones.

La reacción, ante tan crueles como reales imágenes, fue viral. Trastocó la opinión de la ciudadanía. Unos se expresaban a favor y otros en contra, con igual o mayor vehemencia; pero el reloj no se detenía y el sufrimiento tampoco…

Poco tiempo después, incapaces ambos de seguir manteniendo situación tan irreversible, Ángel le acercó un vaso con una pajita a su mujer. Tal y como ella le había suplicado tantas veces. Apenas quedó tiempo para despedirse. Un sorbo fue suficiente… ¡Hasta ahí llegó el ultimo latido de María José!

Y Ángel, cuando a su llamado acudieron los médicos, confesó, auto inculpándose: “Siempre dije que iba a hacerlo y no de forma encubierta”. De inmediato, Ángel fue detenido y pasó la noche en el calabozo de una comisaría de Madrid. Al día siguiente, tras prestar declaración ante el juez, fue puesto en libertad sin medidas cautelares. “A ver si así puedo empezar ya el duelo. Estoy hecho polvo”, se dijo. Y con cierto consuelo se encamino a velar a María José.

María José Carrasco padecía de esclerosis múltiple desde hacía 30 años. Su marido, Ángel Hernández, la ayudó a morir, al suministrarle pentobarbital sódico. Ese era el medicamento que acabó con la vida de María José y que el matrimonio llevaba tres años guardando en su casa, a la espera de un cambio en la ley sobre la Eutanasia. Eso sucedió en abril del 2019.

Y el pasado lunes 10 de febrero, la llamada “Ley de la Eutanasia” fue aprobada en el Congreso de los Diputados de España. No obstante Ángel será juzgado en un Tribunal Penal, aunque se confía en que sea absuelto. Y tiene el reconocimiento, de haber sido uno de los pioneros en lograr que… “morir antes de tiempo”, a voluntad propia, ya no sea un delito. Al menos en España.