fbpx
sábado, septiembre 26, 2020
Opinión

“CIUDADANOS DE 2ª CATEGORÍA”

Juan Luis Hernández Fuertes
Juan Luis Hernández Fuertes
180views

¿Hay que pertenecer a un partido político, para ser electo al Comité Cantonal de Deportes y Recreación de Cartago? (Respuesta: ¡SI!)

Cartago, ciudad con brumas. Tiene una característica a nivel deportivo: cuando no existía el Polideportivo Municipal, era campeón de Juegos Nacionales. Y fue a raíz de inaugurarse el Polideportivo, que los jóvenes cartagineses fueron cayendo vertiginosamente en la obtención de medallas, hasta ocupar unos indignos lugares; a pesar de tener una de las mejores instalaciones deportivas del país, para orgullo de deportistas y ciudadanos de a pie.

¿Qué ha sucedido? Sencillamente, aparecieron “los que no van a servir, sino a servirse”; y, a consecuencia de ellos, el Polideportivo de Cartago se convirtió en un mausoleo comercial. Los Comités empezaron a ser integrados por personas sin capacidad, muchos de ellos “Pegabanderas”, cuyo requisito para ser nombrados, era ser integrantes de un partido político. Y tras la negociación de estos, entre bambalinas, y el reparto de puestos, a conveniencia, sin mayor exigencia.

Para colmo, los antecedentes no pueden ser peores. El C. C. D. y R. de Cartago, ya no pelea en los escenarios deportivos, sino en los estrados judiciales, a causa de alguna que otra mala o fraudulenta administración. ¿Y los atletas? Pues ahí van… “por la libre”, al depender de entrenadores de bagaje mínimo, excepto “el compadrazgo” con el funcionario o regidor, que “le dio el brete”. Es pesimamente administrado el caudal económico (¡más de mil millones anuales!) y humano, puesto a disposición, fruto de unos objetivos mínimos, llegando la incapacidad a rebasar el límite de lo permisible.

Vaya el ejemplo en carne propia. Presentamos el currículo ante el Consejo Municipal, avalado por las entidades que exigen: Asociación de Desarrollo y Deportiva, en tiempo y forma. ¡Pero ni lo leyeron!Escogieron 5 candidatos a integrar el próximo Comité Cantonal de Deportes, sin ningún criterio técnico y rubricaron “el simulacro” con una votación que era “compadre hablado”. De la chistera se sacaron los nombres, ya escogidos de antemano; con ligamen familiar, sentimental y/o compromiso con los jerarcas políticos. ¡Ah, la votación fue unánime! ¡Ni siquiera se pusieron `coloraos´!

Es un hecho cierto, que el C.C. D, y R, de Cartago acumula años de fracasos en competiciones, y genera un gran descontento en la población cartaginesa. Y, a nadie extraña, que miembros, de los últimos Comités, han terminado, vergonzosamente, en los Tribunales de Justicia, denunciados por gastos sin justificar y otras figuras delictivas.

Por otra parte, es un Derecho Constitucional, recibir buen trato en materia de salud; y también las Leyes, contemplan que el deporte ejecutado por ocio, recreación o competición es calidad de vida, formando parte del desarrollo humano, siendo el Polideportivo lugar idóneo para la práctica del mismo. 

¡Pues no! Resulta que las instalaciones son infrautilizadas, y el uso y disfrute de las mismas, en ocasiones, solo alcanza para los amigos o consanguíneos. 

Conclusión: No importa ser el más cualificado, ni tener amplios conocimientos y experiencia en la materia. ¡No! Basta con ser de un partido político, lograr el aval de un regidor, para sentarse en una poltrona, que no es remunerada en “cash”, pero sí con otro tipo de favores, harto conocidos y que no siempre son legales (el pueblo les llama “chorizos”).

En síntesis. No estar afiliado a un partido político, para el Comité Cantonal de Deportes y Recreación de Cartago, es motivo para ser considerado “un ciudadano de 2a categoría”si bien la Constitución Política dice “que todos somos iguales”

¡Entenderán los sesudos miembros juzgadores!