fbpx
domingo, diciembre 4, 2022
Fútbol InternacionalOpinión

Vinicius y Dembélé, la virtud de la verticalidad

121views

El brasileño y el francés son puntos altos en el Real Madrid y Barcelona, respectivamente, por detrás de los delanteros natos y su gol garantizado.

Si existe una gran alternativa en el ataque del Real Madrid y en el Barcelona, a Benzema y a Lewandowski, respectivamente; esos son Vinicius y Dembélé. Su verticalidad y su velocidad están siendo fundamentales cuando sus equipos no encuentran arriba a los ‘9’.

Aunque es obvio que el Real Madrid y el Barcelona sufren de una manera u otra dependencia de Karim y de Lewi, los dos equipos están adaptando la capacidad del juego de ataque a la velocidad en las alas.

No queda otra, esta temporada va a valer por dos. Si solo se tiene una idea de como llegar al gol, el camino al fracaso está próximo. Por eso es importante apoyar el juego a las bandas, y que jugadores como Valverde, Rodrygo y Vinicius -en el Madri- o Ansu Fati, Raphinha y Dembélé -en el Barça- tengan el desborde y la llegada para poder ganar partidos.

Esta jornada de liga se ha visto en el Real Madrid, que sin el reciente balón de oro, también se puede ganar partidos. Y nada más y nada menos que contra el Sevilla. Si hay un jugador digno de elogio por su progresión dentro del conjunto merengue, ese es Vinicius Jr. Un jugador que ha pasado de ser un proyecto de buen jugador a toda una realidad. De ser visto como un futbolista con una gran velocidad -a veces incluso excesiva- a ser un jugador con temple y verdadero peligro.

Gran parte de ese cambio es producto de Ancelotti, que le hizo serenarse cuando iba en carrera con el balón y ahora tiene definición y pase. Es un jugador esencial en el once blanco. Hubo un tiempo que se planteó un intercambio entre el brasileño y Mbappé, hoy sería inimaginable. Un gran trabajo y constancia tienen la bendita culpa.

Y en el conjunto culé, de las buenas noticias que deja el equipo, es la recuperación de Dembélé. En este caso, ‘la culpa’ es de Xavi, que ha creído en él y que nunca lo ha querido bajar de su Xavineta. Ahora es un jugador muy alejado del futbolista apático, que durante años, estuvo en modo depresivo y que pasaba de lesión en lesión. Todos tuvimos miedo, a que tras su renovación, los tiempos oscuros volvieran en él, pero afortunadamente no ha sido así. Y el francés se siente de la partida y está demostrando la calidad que siempre ha tenido y que le hizo aterrizar en la Ciudad Condal, procedente del Dortmund.

Tanto el brasileño como el francés son dos jugadores que conservan el arte del extremo que tuvieron otros artistas como Figo, Gyggs o Garrincha. Es importante, aunque el fútbol evolucione, no se pierda el juego por las bandas.

Mis felicitaciones a Vinicius y a Dembélé. Uno por su trabajo incansable y creer en él mismo; y al otro por dejar atrás los malos hábitos y quererse como jugador y persona.

Carlos Navio Villalobos
Colaborador de Diario Deportivo CR, radicado en Madrid-España.