fbpx
jueves, diciembre 1, 2022
Ciclismo

Vingegaard sentencia en Hautacam

321views

Demostró ser el mejor en todos los terrenos y tiene el tour en la bolsa.

La de hoy en Francia deberá ser recordada como una de las mejores etapas de los últimos años en el tour. Combatividad, ataques, defensas y sobre todo un glamuroso gesto de deportividad, de esos que nos hacen reivindicar la grandeza de los atletas, que nos demuestra que ser rivales no es sinónimo de ser enemigos y que siempre está primero la integridad física del otro.

La etapa inició con un ataque del ciclista más completo del pelotón, apenas se dio el banderazo de salida el inagotable y polivalente Van Aert se lanzó al frente pese a tener la camisa verde asegurada desde el día de ayer, un ciclista fuera de serie que es capaz de ganar tanto al sprint como en los adoquines o la alta montaña.

La fuga con mas de 4 minutos de ventaja sobre el grupo del líder al inicio del Col de Spandelles, iba liderada por el belga que buscaba coronar el puerto de montaña antes de que empezaran los ataques en el pelotón. Por su parte el UAE jugaba sus cartas poniendo a Mcnulty a tirar del grupo preparando el terrero para un ataque de Pogacar. Y a falta de 7 kilómetros para coronar Spandelles, el esloveno se lanza con todo en busca de la gloria, sin embargo, un muy sobrado Vingegaard es capaz de resistir el ataque y seguir la rueda.

Lo que siguió fue una carrera de dos, donde ambos titanes rebasaban rivales que se habían desgastado todo el día en la fuga y que los veían pasar con asombro debido al desarrollo que llevaban, sencillamente impresionante, parecía que rodaban en el plano.

En el descenso, un Pogacar desbocado ataca con todo lo que tiene y la camiseta amarilla toma mal una curva y casi pierde el equilibrio, toda Dinamarca tuvo que haber sufrido un micro infarto al ver a su capo cerca de caer de la bicicleta. Pero en una maniobra extraordinaria logra ajustar y seguir en carrera, volviendo a conectar con el líder de los jóvenes que seguía atacando con todo lo que tenía.

Justo cuando parecía que el descenso no iba a pasar a más, Pogacar toma mal una curva, derrapa y se va a suelo, con reflejos felinos y con el maillot blanco que lo identifica como líder de los jóvenes roto, se levanta, pero el golpe lo deja un tanto desorientado. Seguidamente, somos testigos de la deportividad por excelencia, Vingegaard, en lugar de atacar al esloveno y sentenciar así el tour, decide esperarlo y preguntarle por su estado y nos regalan la postal más hermosa de esta carrera, donde ambos se dan la mano en señal de mutuo agradecimiento y respeto, “Chapeau” por estos dos jóvenes ciclistas, que nos demuestran que tu rival no es tu enemigo.

Luego de hacer “las paces” en el descenso, ambos enfrentaban el ultimo ascenso del día, el mítico Hautacam, el paso que seguían poniendo dejaba rezagados a los últimos corredores de la etapa hasta que llegan donde el pletórico Van Aert, que, a pesar de haber pedaleado 140 kilómetros en fuga, es capaz de proteger a su líder e imponer un paso que impide los ataques de Pogacar.

Fue tan demoledor el paso que el esloveno quedó vacío y un gigantesco Vingegaard se marchó solo para ganar la etapa y así con más de un minuto de ventaja en el parcial del día sentenciar a falta de dos etapas el tour de Francia 2022.

Nota escrita por Giovanni Travierso.

Redacción
Seguí el deporte con nosotros. ¡Somos Diario Deportivo CR!