fbpx
sábado, agosto 20, 2022
Automovilismo

La mitad fue de Redbull, Verstappen sobresaliente

85views

La última carrera de la primera mitad de la temporada fue un derroche de clase por parte de la escudería austriaca, Verstappen de otro mundo.

Los de Ferrari demostraron una vez más porqué no han logrado un campeonato desde las épocas del Kaiser Michael Schumacher; los de Maranello demostraron que a pesar de tener a dos de los mejores pilotos del grid, uno de los motores más potentes y también de los monoplazas más fiables, su mayor falencia sigue siendo la estrategia.

Luego de un sábado de clasificación ganador donde colocaron a Charles LeClerc y Carlos Sainz Jr. en las primeras líneas de la parrilla, solo por detrás del Mercedes AMG de George Russell, hicieron todo lo que no debían de hacer en el día domingo.

Los Alpine fueron conejillos de indias para los demás equipos, ya que colocaron neumáticos duros, mismos que desde las prácticas los pilotos mencionaban que eran difíciles de hacer entrar en temperatura, por lo tanto no se podía exprimir a su máximo nivel. Pues los tifosi decidieron parar a Charles LeClerc en el peor momento para colocar estos neumáticos, dejándolo completamente desprotegido contra los embates de toda la parrilla, en especial de Lewis Hamilton, George Russell y Max Verstappen, quienes venían con mejor ritmo de carrera y buscaban el podium.

Max Verstappen y Redbull por su parte darían una demostración del porqué lideran ambos campeonatos, el número 1 del mundo largaría en la posición 10, luego de que el sábado se quedara sin potencia en la clasificación 3, una largada un poco complicada en la que su compañero Sergio Pérez se colocaría por delante de él. Sin embargo, más adelante lo dejaría pasar para que el campeón del mundo buscara avanzar entre los Ferrari y Mercedes.

Red Bull de la mano de Hanna Schimtz, estratega del equipo, daría una clase magistral de cómo se debe comportar una escudería que lucha por el campeonato, le aplicaron todas las estrategias a la perfección, mismas que Ferrari intentó copiar y no lograron, por el contrario debilitaron más a sus pilotos.

Por su parte Checo Perez, quien no tuvo un buen sábado, daría nuevamente todo su potencial en busca de puntos para la escudería; pero sobre todo defendería nuevamente a su compañero, interponiéndose entre él y George Russell en la vuelta 42, donde el Neerlandés había logrado superar a LeClerc. No obstante, la lluvia empezaba a mojar la pista y provocó un giro de 360 grados, donde Sergio Perez se sacrificó y en vez de adelantarlo, mantuvo detrás de sí a Russell, quien buscaba adelantar a Max luego de este error.

Después veríamos una emocionante pelea por el podio en el que tres equipos se verían involucrados, tal y como la FIA lo había prometido al presentar el cambio de reglas para este 2022.

Max se mantuvo sólido en la primera posición, cruzando inclusive la bandera a cuadros con 8 segundos de diferencia ante Lewis Hamilton, quien venía escoltado por su compañero Russell, Carlos Sainz Jr y Checo Pérez, quien estuvo a punto de pelear por el tercer lugar con estos dos últimos. Un Virtual Safety Car, provocado por Valtteri Bottas en la vuelta 67 cortaría toda esperanza del mexicano, que venía con mejor ritmo de carrera que el español y el inglés, ya había superado a LeClerc, quien había entrado por cambio de neumáticos, y nuevamente en una pésima estrategia de Ferrari, salió por detrás de Checo y en tráfico de los pilotos doblados.

Red Bull se va al parón de verano con amplia ventaja sobre Ferrari en ambos campeonatos; por su parte Max tiene una ventaja de 80 puntos sobre Charles, quien está solo 6 puntos arriba de Checo. Y en el de constructores se alejó a 97 puntos de la escudería italiana.