fbpx
sábado, septiembre 19, 2020
FútbolFútbol Nacional

Con polémico arbitraje Saprissa se reencontró con la victoria en la vieja metrópoli

287views

Morados vencieron 1-2 a un Cartaginés que perdonó y prácticamente dijo adiós a la posibilidad de clasificar.

Ayer por la noche el Club Sport Cartaginés recibió en su casa, el estadio José Rafael “Fello” Meza, al Deportivo Saprissa, en un juego que significaba mucho más que tres puntos y en el que al final de los 95 minutos jugados, los morados salieron victoriosos.

Para los tibaseños, se tenía que dar la victoria a toda costa. Después de recibir dos goleadas por sus archirrivales, los dirigidos por Walter Centeno tenían como única consigna sacar los tres puntos y así fue. 

Dos contragolpes por el sector izquierdo le dieron frutos al equipo morado, que en los pies de Manfred Ugalde y Randall Leal, encontraron las redes para traerse tres puntos y un baño de confianza a San Juan de Tibás.

El Cartaginés se vio realmente mal en la marca, pasivo, un equipo tremendamente desordenado a la hora de replegarse. Saprissa, con un Ricardo Blanco jugando a perfil cambiado, logró sacar provecho de su banda y por ese sector, se puede decir como le gusta al “Paté”, que Saprissa “montó el baile”.

Los brumosos después de un flojo primer tiempo, ingresaron a la etapa complementaria con una actitud distinta y lograron encontrar el descuento tras un cabezazo del todo pulmón Marcel Hernández.

Con el 1-2 el partido ganó en intensidad pero Saprissa sabía que no podía desaprovechar su ventaja. Por ello, Centeno ordenó tres variantes para amarrar el resultado –algo poco habitual en el estratega- e ingresaron Jaylon Hadden, Juan Gabriel Guzmán y Jeykel Medina.

Los de la vieja metrópoli pese a su insistencia, no tuvieron claridad para encontrarse con el gol y por ende, se fueron derrotados y así prácticamente han dicho adiós a la posibilidad de clasificar.

Desgraciadamente el juego tuvo un protagonista negativo. Una vez más un arbitraje oscuro, penoso y desastroso por parte del árbitro central Bryan Cruz que sencillamente, volvió a demostrar que no está en condiciones para dirigir un juego en la máxima categoría. Hay que decirlo, el silbatero perjudicó a ambos equipos. Al Cartaginés le anuló un gol legítimo, no le sancionó un penal y al Saprissa le perjudicó con señalamientos que sólo él vio.

Foto cortesía de Hamilton Ramírez del Cartaginés.