fbpx
martes, agosto 20, 2019
Tennis

¡La leyenda continúa!

118views
Fotografía: ATP Tour

Una vez más 2 de los mejores tenistas de la historia se vieron cara a cara, esta vez sobre el césped del Central Court del All England Club.

Hay un dicho que reza “Las personas siempre regresan a los lugares donde fueron felices”, y al parecer Roger Federer se ha tomado muy en serio estas palabras; pues a menos de un mes de cumplir 38 años, ha vuelto a dar un espectaculo sobre el césped de su casa, ese lugar donde comenzó a escribir su legado, y donde ha deslumbrado a muchos con su exquisita técnica.

Al frente tenía nada más y nada menos que a su eterno rival, el español Rafael Nadal, quien hace tan solo unas semanas atrás había despedido a Roger en las Semifinales de Roland Garros en París. La Fiera como es conocido, había tenido un camino complicado hasta las semifinales de Wimbledon, donde se había enfrentado a grandes tenistas como Jo-Wilfred Tsonga y Nick Kyrgios, quienes le complicaron en gran medida cada uno de sus partidos.

Pero esto no fue suficiente para amedrentar a un Rafa Nadal que siempre deja todo en la cancha, quien aunque el marcador sea en su contra celebra sus puntos y hace alarde su gran resistencia física, peleando hasta el final cada pelota disputada en el partido.

Fotografía: ATP Tour

Sin embargo, Federer llegó en uno de sus mejores momentos a lo largo de estos 13 días de competición; con una técnica impecable, dando cátedra de elegancia y presencia. Cometiendo tan solo 1 error no forzado, el suizo quien no se cansa de romper récords, venía con un solo designio, llegar por 12va vez a una final de Wimbledon.

En un partido épico en que el de Basilea dominó de principio a fin, con un primer set que necesito de mini quiebre para adjudicarse al Suizo 7/6(3); Rafa despertó y se dejó el segundo set con un marcador de 6/1; lo que hacía creer a todos los asistentes a la cancha central que el Mallorquín se encaminaría por la senda del triunfo una vez más.

Ambos mostraron sus mejores jugadas, pero Federer fue superior, dando golpes de autoridad en los momentos justos, demostrando su elegante técnica y su privilegiada mano para definir con temple en los momentos más tensos del partido.

Al final Federer ganó su partido número 101 en el All England Club, con un marcador de 7/6(3), 1/6, 6/3 y 6/4; ahora buscará alzar por 9na vez el título más antiguo del mundo del tenis y con el que tiene un especial vínculo, sin embargo tendrá al frente a un Novak Djokovic con sed de triunfo y que deberá defender el campeonato alcanzado en 2018.